El trayecto en el bus ha sido precioso aunque por supuesto, con ratos de sol y bastante lluvia. Llegar a Shangri-La es llegar a una tierra llenas de colores, que nos parece estar en Tíbet. Sin embargo, estamos a más de 1000 km de allí. He de decir que no sé por qué motivo, esta […]