Visitar el Delta del Ebro 2 días en abril

Si queréis obviar los detalles de nuestro viaje, podéis bajar al final del post para datos prácticos.

Ahora sí, nuestra aventura.

Todavía hay reductos en España donde la tranquilidad y la naturaleza son las protagonistas. No hay turismo en masa, no hay chiringuitos en la arena de los cintos de kilómetros de arena y sólo puedes ver gaviotas de un lado a otro revoloteando.

Hemos venido al Delta del Ebro, campos de arrozales que están siendo labrados para inundarse a finales de este mes y plantar el arroz que se recogerá en septiembre. Pequeñas casitas a ambos lados de los arrozales y los canales desde donde se inundarán.

Llegamos después de 566km desde Madrid y, tras nuestra parada en Venta San José, continuamos hacia Valencia, A7 y AP7 salida 41 hacia Amposta. Nos alojamos en Hotel Rull con un pack de Smartbox y éste será nuestro punto de base en estos días días por El Delta.

Día 1:

Hora de comer en Gràcia Restaurante de menú de 3 platos por 10euros. Rico arroz a banda y crema catalana. El Mangé blanc no nos ha convencido como postre mucho.

Desde el Ecomuseu, plano en mano, nos vamos hacia la Punta del Fangar. Dejamos el coche en el parking de la Playa de la Marquesa y caminamos por la arena 4km de ida y otros 4 de vuelta para ver el Faro. Esta playa no está vigilada, así que en verano puede ser un sitio muy relajante con las dunas protegidas a la espalda y el faro al fondo a la izquierda. Aunque estamos en el Mediterráneo, el agua está fresquita y el viento no acompaña para meterse al agua.

Ya de vuelta, nos dirigimos al puente de Lo Passador a Sant Jaume D’Enveja. Desde aquí, nos dirigimos al Trabucador; una fina lengua de tierra que deja ver el agua a ambos lados. Es un paisaje que nunca hemos visto y nos sorprende que todavía haya sitios que permanezcan protegidos.

Sin embargo, descubrimos que parece ser que tanto arrozal tampoco es bueno y que hay peticiones por El Delta para que no siga en retroceso debido a la agricultura intensiva.

Seguimos hasta el final del Trabucador para ver las Salinas de La Trinidad y la parte que no se puede entrar por su protección de la Península Punta La Banya.

A la vuelta, no puedo otra descripción que quedarme con los ojos abiertos al ver una laguna llena de flamencos!! Qué patas tan delicadas y qué elegancia!! Prismáticos en mano, nos quedamos allí un buen rato observándolos.

Seguimos hasta Sant Carles de La Rápita para cenar en Juanita’s Tapas un rico revuelto de erizo, croquetas de chipirón, patatas gorgonzola y calamar de playa a la plancha. Riquísimo y muy bien de precio, 18euros/persona con postre.

Día 2:

Tras el buffet del desayuno, nos marchamos hacia Riumar para parar en el puerto de Deltebre. Allí cogemos un sendero hacia El Garxal y poder admirar el Delta desde los observatorios en altura. Desde arriba se ven los municipios de L’ampolla y L’Ametlla de Mar. Por el otro lado, la isla de Buda ( cuyo nombre viene de una planta de la zona, la Buga, que cambió la letra a la d) y la isla de Sant Antoni. La regresión del Delta es palpable por la falta de sedimentos y hay zonas a las que se podía acceder a pie y ya no es posible.

Regresamos sobre nuestros pasos para coger un crucero de “Creuers del Delta” que nos lleva a la desembocadura del Ebro en un recorrido de 45minutos por 9euros. En el puerto Ely saca barquitos más pequeños aunque suponemos que más caros y con menos frecuencia. Cada pueblo tiene su embarcadero y sus cruceros.

Cogemos el coche para llegar cerca de les Basses de Olles y acercarnos caminando y así ver desde ese lado la Punta del Fangar que hicimos a pie ayer.

Para comer, volvemos a Gràcia a comer un rico arroz de anguila a buen precio, aunque os recomendamos explorar el Poblenou del Delta que tiene sitios a buen precio.

En concreto, su después vais a hacer ruta de bici como nosotros, Casa Fusta está muy bien y allí mismo podéis alquilar las bicicletas.

La conversación con el dueño acabó en algo así como: “no soy independentista pero es que los andaluces deberían trabajar y no estar todo el día de fiesta”. Claro, esto es igual que “no soy machista, pero no te vistas así”. Corramos un tupido velo. A nosotros nos vino genial pillar allí la bici. Punto.

Hicimos un recorrido precios de casi 4 horas por las lagunas de L’Encanyssada y La Tancada. Precioso. Garzas, patos, flamencos y mucho agua entre arrozales que algunos ya han empezado a encharcar. Parecía que estuviésemos en Senegal sobre todo al atardecer con los mosquitos o en China cuando pillamos las bicis.

Pasamos una tarde preciosa de lo que ha sido la excursión estrella del Delta.

Casi nos quedamos la bici y ellos mi DNI porque no preguntamos cuando cerraban y llegamos justo a las 8 de casualidad!

Hoy cenamos en La Sifoneria de Amposta un trio de hummus y hamburguesas con ingredientes de la zona.

Mañana, rumbo a Tarragona.

Dónde hemos dormido?

Hotel Rull de Deltebre. Económico y buen buffet de desayuno.

Peros: La zona es tranquila por lo que me acercaría más a las lagunas en el Poblenou del Delta o a localidades un poquito más grandes como Amposta o Sant Carles de la Rápita.

Dónde hemos comido?

Gràcia de Deltebre: comida Deltaica a buen precio y cantidad adecuada.

Juanita’s Tapas en Sant Carles de la Rápita para cenar rico,buen precio y variado.

La Sifoneria de Amposta: cocina catalana informal a buen precio.

Qué hemos visitado?

– Ruta de las Lagunas con la bici desde Casa Fusta.

– Desembocadura del Ebro en el crucero con vistas a Isla de Buda y el Garxal.

-Basses de Las Olles

-Punta del Fangar desde La Playa de la Marquesa

-El Trabucador con su puesta de sol y la Península Punta de la Banya y Salinas de la Santa Trinidad.

-Sant Carles de la Rápita

-Amposta

Mejor momento para venir

-Finales de abril a finales de junio por el clima, ausencia de mosquitos y por la belleza de los arrozales.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.