2 días en Tarragona

Y aquí hemos llegado, a la Tarraco actual. Ve al final del post si quieres saltar a los datos prácticos del viaje!

Nos alojamos en Hotel SB Ciutat de Tarragona, en la Plaça Imperial Tarraco. Muy buena política medioambiental y variedad del buffet. Cómo íbamos con el pack, no puedo valorar el precio. Localización muy buena.

Subiendo por la Rambla Nova, llegas directamente al Balcón del Mediterráneo. Un mirador al mar y desde allí, tenemos el puerto a la derecha para visitar el Serrallo, barrio de pescadores y sus marisquerías. Nos recomendaron “L’Ancora. Recomendado reservar porque se llena. Hemos esperado unos 20 minutos haciendo cola para comer. Rico arroz negro. Marisco a buen precio pero no deja de ser precio de marisco. La crema catalana muy rica.

A la izquierda del balcón, Anfiteatro y el casco histórico.

En el anfiteatro,que nosotros visitamos mañana, se puede ya comprar el ticket que da acceso a los 4 monumentos de la Tarraco Romana más importantes: Anfiteatro, Circo Romano y Pretorio y Murallas.

El anfiteatro es muy curioso porque también sirvió como lugar para un templo medieval, iglesia visigoda de planta de cruz latina y un penal para los presos que estuvieron construyendo parte del puerto de Tarragona. Es una visita recomendable cualquiera de los 5 lugares que incluye el abono.

Al lado del anfiteatro, están el Circo y el Pretorio. El Circo es más pequeño que el de Mérida, pero están muy bien conservadas las bóvedas de acceso donde se cree se guardaron materiales. Son túneles muy largos de unos 80metros.

El Pretorio, usado como penal en la Guerra Con Española,con capacidad para unos 300 presos llegando a albergar hasta 1200. Por la noche, llegaban a la sala 1 donde les leían quienes serían fusilados al día siguiente. Lo demás, ya lo sabéis.

Realmente, si os cuento nuestro itinerario, el anfiteatro fue para el segundo día, pero realmente, contándolo de esta manera, es más lógico y podriais dejar un segundo día para ver los alrededores.

El segundo día también vimos la Catedral, muy recomendable. Son 5euros pero merece la pena por la riqueza artística interior y un claustro muy bonito.

La ciudad como tal, salvo que queráis entrar a museos, la podéis ver en un día completo y un segundo día, para los monumentos romanos de las afueras. Un tercer día, lo dedicaríamos a pueblos de la provincia de interior o costa, dirección en función de donde viváis o para alguna ruta de senderismo por la costa. Más tarde lo cuento.

Desde la Rambla Nova subiendo desde el hotel, tras pasar el monumento a los Castellers y el monumento de los héroes de 1800,a la derecha, restos del teatro romano, muy mal conservado pero salvado por los vecinos de que fuesen pisos tras más de 30 años de lucha y el Foro con la antigua basílica, las calles del Cardo y el Decumano. En la calle Sant Miquel, se encontraron unas termas romanas pero no encontramos nada, igual no lo vimos.

Comemos de menú en Mos Restaurante comida catalana casera.

Siguiendo con la ruta romana, al comienzo de la Rambla Nova desde el hotel, a la izquierda sube una cuesta hacia las murallas. Nuestro descubrimiento ahí al lado fue el restaurante vegano “Creea-comida-consciente”. Comida casera a muy buen precio y que nos sorprendió por su sabor y originalidad. Cenamos un ceviche de setas, patés vegetales con verduritas para untar y fondue de queso vegano que cómo sabía a queso! Y el postre crudivegano de algarroba, riquísimo!

El recorrido de las murallas te lleva al otro lado de la ciudad al lado del Pretorio y el Circo. Fuimos con la audioguía que descargamos con el código Bidi en el primer tablón del recorrido y te enteras muy bien sin necesidad de pagar extra.

Viendo la parte romana, a nosotros nos han encantado las callejuelas de Tarragona. Chiquititas y estrechas, llenas de barecillos y tabernas con encanto y en las puertas, esquinas… placas de restos romanos, góticos… que se van encontrando poco a poco. Estas placas no vienen en el mapa turístico y suelen ser casas antiguas con restos arqueológicos que pertenecían a familias adineradas como la de la familia Bacell al lado de la catedral o que ahora pertenecen a la ciudad como el Colegio de Arquitectos.

Por la tarde del segundo día fuimos a dar un paseo por la playa desde el puerto y continuamos pasando por los fuertes cogiendo parte del GR- 92 que también cogimos en Murcia cuando fuimos por Calblanque.

Si se tomase el PR, se podría hacer un recorrido por la costa de 34km muy bonito por las diferentes playas de Tarragona hasta Altafulla, donde podréis ver el castillo. A nosotros la tarde no nos da para más, así que después de un paseo disfrutando del temporal, olas rompiendo en la roca, nos volvemos al hotel.

Cervecillas en “Twins”, cervecería artesanal de dos gemelas, vermut artesanal en “La Maduixa” y unas tapas en “Quattros”. De punta a punta del casco histórico pero merecieron por cantidad, sabor y precio. Eso sí, desde la cuesta de la Misericordia, sale una calle a la izquierda arriba de la cuesta, que tenía unas bodegas con tablas de quesos muy interesantes, pero ya no había más tiempo ni hueco en los estómagos!!

El tercer día, es la vuelta a Madrid, pero aprovechamos a ver el Acueducto de Ferreras a 4km de Tarragona. Está en el parque del Puente del Diablo y desde allí hay varias rutas para caminar también.

Desde allí, subimos a Valls. Aquí estamos en la Catalonia profunda. Si hemos visto banderas y carteles en Tarragona, aquí puede haber más del doble. El pueblo es muy bonito y hay una ruta de la comunidad judía que habitó en esas tierras. Recomendamos pasar un día entero para poder verlo bien.

Continuamos subiendo a 20km a Montblanc y aquí nos quedamos con la boca abierta. Una maravilla de pueblo con mucho ambiente y el castillo parece de cuento. Compramos vinos de la Comarca del Barberá y vermut casero. Éste pueblo se nos queda pendiente para una próxima vez porque merece la pena tener tiempo para verlo.

Y ya nos vamos despidiendo porque toca emprender la vuelta.

Paramos a comer en “Lo Trull” en Soses. Más Cataluña profunda pero hay que decir que el restaurante de 10, el menú del festivo a 19euros con caracoles y cordero a la brasa y un Mel y mató…Bueno, que mañana a olvidarse del azúcar ya, jajajaja.

Nos quedamos con muy buen sabor de boca, nunca mejor dicho, y de vuelta a casa. Próximo viaje en muy poquitos días!!

Datos prácticos

Dónde nos hemos alojado?

Hotel SB Ciutat de Tarragona 4estrellas con gimnasio,sauna y piscina exterior

Qué hemos visitado?

Día 1: Ruinas del teatro, Foro, Puerto, Murallas, Pretorio y Circo.

Día 2: Anfiteatro, Catedral, paseo por la playa y mucho callejeo por el casco histórico.

Día 3: Acueducto de Ferreras, Valls y Montblanc (ojo: para ver estos pueblos habría que dedicarles un día a cada uno.) El acueducto se ve en unos 25minutos.

Dónde hemos comido?

Mos Restaurante comida catalana. Menú del día a 11euros en calle Fortuny. Cerca del Foro.

Creea-comida-consciente Vegano. Al lado de las Murallas. Cenamos por ser horario de semana santa pero normalmente abren de 10 a 17h. Precio medio: 15euros/persona con cerveza artesanal y postre. Todo casero.

L’ancora en el barrio de pescadores del Serrallo. Marisquería y arroz. Precio medio: 20euros/persona con postre.

Cervecería artesanal Twins y tapeo en Quattros.

En la Plaza del Forum hay varios sitios de vermuts y tapeo.

Gracias por viajar con nosotros,

Sandra y Ángel

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.