5 lugares en Cartagena para visitar 3 días en marzo

Con lo que nos gusta el mundo romano, y todavía no habíamos visitado Cartagena. ¡Qué mejor momento que el puente de carnavales! Hemos cambiado el norte, por la calidez de la provincia de Murcia.

Día 1:

Llegamos a Cartagena al mediodía. Tras el check-in del hotel, dejamos el coche en el puerto pesquero (gratis) para comer un rico caldero en Club Naútico Santa Lucía. Relación calidad-cantidad-precio muy buena (13euros/persona el caldero) y la terraza con vistas al muelle.

Nos vamos a pasear por la zona centro. Hemos comprado el abono completo de visita de Cartagena Puerto de Culturas por 18euros pero comienza mañana su validez. Además, los horarios de visita son hasta las 17.30 al estar en invierno y ya no tenemos tiempo.

En información turística nos informan de las muchas posibilidades que ofrece la zona así que nos cogemos el coche, y nos vamos a ver las baterías de Castillitos, a unos 40minutos por la carretera de Tentegarra en Cabo Tiñoso. Las vistas de la zona merecen la pena. La imagen que más nos gustó fue la de los cargueros con la vista del Cabo. Así sí que se aprende qué es un Cabo o un Golfo y no sobre el papel 🙂

Estas baterías, servían para la defensa del puerto de Cartagena. En concreto, las de Castillitos están hechas al estilo medieval. Las que se ven desde el barco, están hechas al estilo egipcio.

Volvemos de Castillitos al hotel para salir a cenar de tapas por el centro de Cartagena. Tomamos unos michirones (guiso de habas secas con chorizo) en La Uva Jumillana .

Día 2:

Después del desayuno, nos marchamos al centro de Cartagena para disfrutar de la Cartagena romana con el bono de Cartagena Puerto de Culturas.

Este bono incluye en sus diferentes opciones, las principales atracciones turísticas de la ciudad como el Anfiteatro, Teatro, Barrio del Foro, Parque del Molinete, Decumano, Augusteum, Casa de la Fortuna, Puerto y Restos de la Muralla Púnica. Además, el bono incluye el ascensor como mirador, bus turístico y el barco, desde donde se pueden contemplar otras Baterías de estilo egipcio.

El Teatro está en remodelación y el Decumano no se podía visitar. Cartagena está llena de historia romana, pero también de grafitis que cuentan la historia de la Cartagena actual.

Hoy comemos en “Techos Bajos”, al lado del Club Naútico, y pedimos raciones de pescado y marisco ricas a buen precio. Restaurante de mantel de papel con mucha gente haciendo cola. Recomendamos llegar pronto o llamar para reservar.

Después de comer, nos vamos a la playa urbana de Cartagena; Cala Cortina a disfrutar del sol de la tarde.

Tapeo de noche y a dormir, que mañana toca excursión.

Día 3:

Hoy nos vamos a Calblanque, al lado de Cabo de Palos, a hacer una excursión por un tramo del GR92 y conocer así la costa de Cartagena pateando, como debe ser.

El clima se presta al agua, pero por hoy, caminaremos que es lo que toca.

Al llegar al final de nuestro paseo (1h45 aprox) encontramos las salinas, con su color rosa. Al fin vamos a ver un lago rosa! No aquel fallido intento de Senegal. El color rosa lo otorga un alga en contacto con la sal.

Estamos en Murcia, así que no comer caldero sería sacrilegio. Lo comemos en el mejor sitio que lo hemos tomado. Ali oli casero, ración muy generosa y un sabor impresionante a muy buen precio en “Casa Cegarra” en Portman. Recomendación absoluta si estáis en la zona. Por supuesto, hay que reservar.

Terminamos el viaje volviendo a Madrid contemplando la floración de Cieza a través de su valle y adéntrandonos en algunos de sus pueblos como Abarás, Blanca, Cieza o Ricote. Estos pueblos tienen un gran legado árabe y sus valles disfrutan del microclima ofreciendo muchas variedades de frutales. Desde el coche sólo quería parar para coger naranjas y limones que se venían a las ventanillas.

Nosotros pillamos la floración en los primeros días, pero el espectáculo en las siguientes semanas debió ser espectacular.

El ayuntamiento de Cieza ha organizado rutas de visita y varios restaurantes de la zona se han unido ofreciendo sus menús adecuados a la temporada.

Y hasta aquí nuestra experiencia por tierras murcianas 🙂

Gracias por viajar con nosotros,

Sandra.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.