Los mosquitos del lago de Hangzhou

Tras un viajecito dormida en el tren, llegamos a Hangzhou.
Decidimos coger los billetes de autobús para ir el domingo a la montaña amarilla (Huangshan 黄山). Preguntamos en la estación de tren cómo llegar a la estación de bus, y muy amablemente nos dicen hasta el número del autobús. Lo que no nos contaron era que el bus recorre media ciudad, que la estación es justo la última parada de la línea (y estamos en la cabecera). Total, hora y media de vueltecita por la ciudad, apiñados al ser hora punta y no os lo váis a creer… Sí, creéroslo, la estación al llegar, cerrada!!! Cerraban a las 19 y eran y media. Dónde se ha visto que una estación tipo Méndez Álvaro cierre a las 19?? Aquí, en Habgzhou, está claro. Taxi de vuelta para ir al hostel, que a todo esto seguimos con las mochilas a la espalda. Ah! Y lloviendo, claro 🙂 Qué más se puede pedir??
Llegamos al hostel en 15 minutos por 2 euros al cambio y por fin, descansamos. Son las 20 y casi nadie da de cenar ya. Menos mal que encontramos un buen sitio en una calle paralela a la nuestra de Hupao Lu ( 虎跑路) y allí hemos cenado y desayunado los 3 días. Familia muy agradable, carta extensa, comida rica y muy buen precio. Por una media de 4 euros cada uno con especialidades de la casa.

Hemos dedicado dos días enteros a ver Hangzhou aunque os recomendados al menos 3 días enteros.
Ayer, visitamos el lago del oeste (西湖) y sus alrededores. Subimos a una pagoda y al pico desde dónde se veía el lago. Una pasada de vistas desde arriba.
El lago, enorme. Sólo nos ha dado tiempo a recorrer la mitad y no pudimos subir al barco que lleva a la pequeña isla central.
Ayer fue el primer día que disfrutamos de sol directo unos 20minutos y que vimos el cielo azul. No nos lo creíamos y teníamos tal cara mirando al cielo… La sensación duró poco porque caminando por los paseos del lago cayó una tromba de agua tremenda.
Estuvimos en el mausoleo de Yue Fei (岳飞), que resulta ser un tipo patriarca de las artes marciales. Yo no tenía ni idea, pero Ángel disfrutó mucho con el mausoleo y sabía de su existencia.
Luego vimos el templo de Jiangci, que mereció la pena también.
Y por último, la pagoda de Leifeng, que pudimos subir al último piso y contemplar las vistas de la ciudad.
Como no, había ascensor para subir. Ay,vaguetes… Preferían hacer cola que subir escaleras.
Lo único malo de la pagoda es que la original era del 527 A.D y como se perdió en la Revolución, la que está ahora se reconstruyó en el 2012 y dentro, están en una sala tipo guerros se Xi’an los restos de la anterior. Vamos, que si llegamos a venir 3 añitos antes, no podemos subir.

Hoy nos hemos levantado con una lluvia y viento que llevaba desde la tarde anterior. Desechada la idea de coger bici, nos cogemos un taxi y nos vamos al área escénica del pico Feilaifeng. El área tiene varios templos pequeños, el templo de Lingyin, que es el más grande y bonito y budas grabados en la roca. Para mí, el más bonito, el buda Maitreya. Le habréis visto alguna vez seguro. Es un buda con una tripa grande y que está partido de la risa. Dicen, que en su tripa,está la ira del mundo y que su risa arrastra la intolerancia de la gente. A mí me parece muy simpático. Ya pondremos fotillos.
Los templos y el área en general, nos han llevado 3 horas y eso que no nos parábamos mucho por la lluvia y el viento. Nos ha gustado mucho.
Después de comer y tomar un café y mi té verde latte con dulces típicos del sur, vamos a la calle peatonal He Fang Jie y aledañas. En su día, fueron referentes por la medicina tradicional china y distintos oficios. Hoy, aún se conserva el museo de medicina tradicional ( en la guía francesa lo recomiendan pero no fuimos capaces de encontrarlo y a lo que preguntamos, no les sonaba de nada. Una pena). Además, intentan recrear oficios como puestos de zapatos artesanales, dulces que hacen a la vez que van cantando, tiendas de hierbas de medicina china…
De allí, al hotel que hay que seguir preparando los siguientes sitios de la ruta.
Mañana cogemos el bus hacia Huangshan; la montaña amarilla.

 

share post to:

Comments 1

  1. Sofia
    Reply

    Dulces típicos has dicho????? Os dejan traer alguno en la maleta??jajajaj

    11 julio, 2015

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.