Xian: ecuador de nuestro viaje

Anoche llegamos a Xi’an. El hotel es una pasada. La verdad que es increible que cobren lo mismo prácticamente por los albergues que por los hoteles. Vamos cogiendo según nos conviene por la zona o el encanto del sitio.

Xi’an es una ciudad muy grande y queríamos estar cerca del centro. Aún así, hoy hemos pateado desde las 10 menos cuarto de la mañana y hemos conseguido llegar al hotel de vuelta a las 10 y cuarto de la noche. Digo hemos conseguido porque encontrar cualquiera de los buses que queriamos ha sido tarea difícil y los taxis iban completos. Al final, llegamos tras caminar otro trecho en varios sentidos. No sería más fácil poner plaquitas con los nombres de las calles y los números en cada local?? Pues no, la intuición debe decírtelo 🙂

Nuestro hotel se llama “Xi’an Inn City Center” y está en Bei Da Jie 北大街 99号. Lo recomendamos 100% .Lo reservamos como los demàs a través de Ctrip y la verdad es que si hay algún problema con la reserva, te llaman y te buscan otro. Muchos hoteles no admiten extranjeros porque no tienen la cualificación oficial para ello aunque hables chino y también otros muchos sólo admiten pago en efectivo o con tarjeta de un banco chino o Union Pay. En este, en concreto, aceptan VISA. 
De todas maneras, os diremos que por lo general,los albergues no cobran fianza pero los hoteles sí de unos 300CNY (unos 40euros) que luego se recuperan si todo està en orden y que tanto albergues como hoteles piden el dinero de la reserva total en el momento del check-in.

Si venís como nosotros, sólo con el primer hotel y váis cogiendo el resto sobre la marcha, os recomendamos que os traigais un portátil, notebook o similar porque los hoteles tienen cable pero no wifi. Los albergues sí tienen wifi.

El desayuno del hotel es chino y occidental!!Siii,té con tostada!! Por fin!! nada de empanadillas o tallarines también para desayunar!!

Y tras el desayuno compartiendo mesa con unos rusos, nos vamos a ver la torre de la campana y del tambor. Ambas anunciaban el amanecer y el anochecer respectivamente en el S.XIV. Ambas fueron restauradas en el XVIII. Dentro hacen un espectáculo de locales tocando las campanas a las medias hasta las 16:30 y en punto los tambores en su torre.

Después de las torres, fuimos al barrio musulmán de la etnia hui de China. El barrio impacta por varios motivos. Entre ellos, hay un bazar que te recuerda estar en Túnez. Eso sí, prácticamente todos los puestos tienen lo mismo. Hay que regatear y os perseguirán.
La otra cara del barrio musulmán, son puestos de comida sobre todo de especialidades locales como los tallarines fríos con salsa de sésamo, las brochetas de carne y unas tortas fritas rellenas de verdura o de carne muy especiadas y ligeramente picantes. Yo comí esto último y estaba muy rico.

Peero hay que tener mucho estómago para comer en el barrio musulmán; cocinas llenas de grasa, aceite y caldos tirados por el suelo de las calles, carne cruda en la calle con moscas revoloteando…
En fin, Ángel comió en el Kentucky y yo le eché valentía y comí la carne especiada dentro del pan frito. La verdad, me supo muy rico y os recomiendo que vayáis a comer allí si vais a Xi’an. Es gastronomía local y eso siempre merece la pena.
Además, es curioso ver a la etnia hui con pañuelos en la cabeza y prendas musulmanas.

Fuimos a la gran mezquita donde los niños aprende a leer el Corán en verano y paseamos por la muralla. Las bicis se alquilan dentro de la muralla por 40 CNY los 100 minutos. Habiendo pagado 5 CNY por el día entero en Pingyao, deducid lo que pensamos 🙂

La pagoda del Gran ganso está a casi 2km de la parada de metro 小寨街xiao zhai jie en la línea 2 (unas 4 paradas desde la torre de la campana) .Si no, hay varios autobuses que paran en la plaza de la pagoda como el 610,608,609,15…pero preguntad directamente porque no es fácil localizar el recorrido. La pagoda es preciosa desde fuera (mañana intentaremos ir porque cierran a las 19,30 y nos ha dado tiempo hoy). La historia de este templo budista es muy bonita pues dentro están guardados los sutras que se trajeron de la India. 
El parque en el que está es precioso. Tiene árboles con luces, personas volando cometas con carriles muy largos que apenas se ve dónde está la cometa,niños que caminan con zapatos que al pisar suenan como patitos de goma, gente sentada en los bordillos de las fuentes, ancianos jugando al ajedrez chino…

De vuelta al hotel, agotados y con hambre, hemos entrado a un  burguer king; sí,sí,burguer king real. Mi estómago necesitaba algo occidental y allí que fuimos.

Mañana tocan los guerreros de terracota 
兵马俑 bing ma yong y  esperemos que nos dé tiempo a la pagoda del gran ganso. 
share post to:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.