7 días de excursiones por el Algarve y el Alentejo. Parte I

Has venido al Algarve una semana y no sabes qué sitios visitar?

Esta vez,los caracoles nos hemos venido al sur de Portugal a recorrer las paradisíacas playas del Algarve y el Alentejo.

Nos quedamos en un AirBnb en Lagos. La ciudad tiene un pasado con orígenes romanos y una posterior invasión árabe allá por el año 700.

Hoy en día, es una ciudad turística pero conserva el encanto de los pueblecitos del Algarve. Su mercado, de 1924 tiene una planta que se llena del pescado fresco cada día y en la planta de arriba, algunos puestecillos de frutas de la zona que todavía puedes coger con las manos.

Días 1 y 2:

Cruzamos el puente al llegar por la tarde para ir a Meia Praia. La playa está por detrás del río.

Qué fría es el agua del Atlántico! Tras estar tumbados y disfrutando de la primera gran lectura del verano, nos vamos a cenar por el centro de Lagos.

Hoy cenamos en Jotta 13 y no lo recomendamos. Bacalao seco y brocheta de rape y gambas frías. No respetaron el producto para nada. Precio: 18 euros/persona sin postre. Heladito rico del Piamonte en Crema Ciocolatte y a descansar.

Nos levantamos para ir a Bora a tomarnos el ‘sumo do dia’ y un café. Aquí los cafés son pequeños,así que para un tamaño normal, hay que pedir café duplo.

Hoy vamos a ver los acantilados de la Ponta da Piedade de Lagos. Son unas formaciones rocosas que forman cuevas en el mar. Por la mañana, las vemos desde arriba caminando hacia el Faro de Lagos, pasando cerca de las playas de Dona Ana y Do Camilo. Un espectáculo de la naturaleza visto desde arriba a plena luz del día.

Ponta Da Piedade desde la barca.

Comemos de menú unos ricos carapaus (jureles) con crema zanahoria y patata, ensalada y arroz con leche de postre.

Por la tarde, cogemos una barca en un puesto de pescadores al lado de la fortaleza de Lagos y del Club de vela, y por 15euros, nos hace un recorrido de 1hora privado entre las diferentes cuevas. Nuestro barquero nos va explicando cada formación de las cuevas. Merece la pena 100%.

En el Algarve, hay muchas cuevas para ver; Carvaleiro, Lagos, Benagil con su algar… Pero os recomendamos que veáis unas de ellas. Eso sí, al menos en uno de los sitios hay que verlas.

Día 3: Hacemos compra de pescado en el mercado local y nos marchamos a ver el pueblo de Loulé. Su gran mercado árabe refleja su pasado y corona el casco histórico. Más de 50 puestos en una sola planta con pescado y mariscos además de dulces de la zona.

Desde allí, nos vamos a Faro. Aunque la playa esté a las afueras, la ciudad se ilumina con su puerto deportivo. Desde alli se pueden hacer excursiones a las islas de la ría de Formosa pero nosotros las haremos otro día por libre. Estos turisteos salen a 40euros/persona y no es la filosofía caracolera.

Catedral de Faro

Comemos un menú de 15 euros en Taverna Modesto con unas ricas sardinas.

La tarde la pasamos en la praia Da Marinha, la cual recomendamos por estar cerca de Lagos (Unos 20km) y los acantilados y cuevas que tiene.

Día 4:

Hoy recorremos la zona de la punta de Sagres con su fortaleza. La fortaleza en sí tiene poco que ver, pero merece la pena entrar dentro para poder recorrer los alrededores del acantilado y ver desde arriba la playa de Moreta y al fondo,el cabo São Vicente. Digamos que es como si la zona estuviese vallada y sólo puedes disfrutar de esas vistas si pasas a la fortaleza. El paseo es agradable y por 3euros, merece la pena. Contad con media hora a buen ritmo.

Fortaleza de Sagres
Al fondo, el cabo São Vicente

Nos vamos al cabo para poder ver el faro que queda a 12km de la fortaleza.

Desde allí, comenzamos a subir hacia el Alentejo a la playa do Amado en Carrapateira. Esta zona es preciosa pero el día está nublado y después de ver esta bonita playa, regresamos al Algarve para darnos un baño.

Playa do Amado en Carrapateira (Alentejo)

Para otra ocasión, dejamos las playas de Amoreira, Arrifana, Canal y Monte Clérigo. Más para arriba, Odeceixe, Vilanova de Marfontes y Sines. Pero esta parte se quedará para otro momento y para verla en dos días.

La tarde de hoy la pasamos en la playa de Benagil, famosa por sus cuevas y Algar. Hay gente que se atreve a ir nadando al algar pero no vemos claro ir esquivando olas, rocas, kayaks,lanchas y barcos. Con un baño refrescante nos conformamos. Las vistas son muy bonitas. De camino, pasamos por Carvaleiro, un bonito pueblo pesquero pero es imposible aparcar. Otra vez será.

Playa de Benagil

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*