Subida al Puerto de la Fuenfría desde Cercedilla

El primer sábado de febrero, aprovechando que hoy hay sol, nos marchamos otra vez a la nieve.

Siempre que podáis, intentad salir de la rutina de los edificios y el humo de los coches del día a día. Cada vez que subimos a la montaña, parece que el fin de semana se hace más largo. Los ojos descansan pudiendo mirar a lo lejos y el contraste del verde, el marrón, el azul del cielo y el blanco de la nieve recompensan con creces el madrugón del sábado.

Esta vez hemos aparcado detrás del hospital de la Fuenfría en Cercedilla y hemos comenzado siguiendo el sendero de los puntos rojos.

Tras dos horas de subida con el paisaje de la nieve polvo, llegamos al puerto de la Fuenfría. Hace un día muy bueno y hemos podido exponernos al frío más de 1 hora!!

Este método, que ya he comentado en otra ocasión, sirve para aumentar las defensas al aumentar el estrés en el organismo. Además, es una manera de activar la grasa marrón o parda del organismo, produciendo así un aumento en la pérdida de grasa sobre todo a nivel abdominal.

Hay que realizarlo siempre que no se esté enfermo, pues si el cuerpo ya tiene estrés por una infección y le añadimos el frío como otro estresor, podría ser perjudicial. Sin embargo, en circunstancias normales en ausencia de enfermedad, es una buena manera para aumentar la tolerancia al frío y al estrés y así salir, de nuestro estado cómodo de confort.

Es alucinante descubrir cómo en mitad de la nieve, el cuerpo comienza a generar calor hasta el punto de no sentir frío.

 

Fuimos, eso sí, la comidilla del día, y hasta unos esquiadores se hicieron una foto con nosotros. Nos decían: “¿ Esto lo hacéis por una promesa o porque sóis muy frikis?”

De promesa, nada, y lo de frikis, ahí lo dejo 😉

Ya llegando al Puerto de la Fuenfría, y a sabiendas de que por la niebla no íbamos a llegar, subimos dirección Cerro Minguete, pero tras menos de media hora de subida, tuvimos que parar a abrigarnos ya y comenzar la bajada.

En aproximadamente una hora, estamos de vuelta en el coche y ahora sí, nos vamos a La Muñoza a darnos el festín de un consomé casero y una pierna de cordero con patatas.

Consomé casero de La Muñoza
Pierna de lechal con patatas fritas caseras y ensalada

 

 

 

 

 

 

 

 

Ha sido nuestro día de celebración de un año casados y dudo que hubiese una mejor forma 🙂

Por otro viaje más,

Sandra y Ángel.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*