3 días en febrero por Mallorca

Aprovechando el puente de carnavales, nos hemos ido a Mallorca. Hace 17 años que no hemos vuelto así que seguramente tengamos muchas cosas que o no vimos o no recordamos.

¿ Qué hacer 3 días en Mallorca?

Jueves 15 febrero

Llegada a las 8,45 con vuelo de Iberia Express al aeropuerto Son Sant Joan de Palma de Mallorca. Cogemos el coche alquilado con SIXT (Compañía alemana 100% recomendable) y nos vamos al Hesperia Ciutat de Mallorca para hacer el check-in. Este hotel pertenece a la cadena NH y teniendo en cuenta su buen desayuno, elegimos quedarnos aquí. Lo único es que el centro está a 30 minutos caminando. Cogiendo una calle recta, se llega muy bien y así vamos paseando.

Cogemos el bus 46 desde la puerta del hotel y nos bajamos en el centro para ir a desayunar directamente a Can Joan de S´Aigo.  La ciudad tiene dos y cualquiera de ellas, merece la pena. Relación calidad- precio muy buena y las mejores cocas de trampó y ensaimadas que recuerdo.

Visitamos el centro histórico: Catedral (merece la pena ser visitada por dentro), baños árabes ( aunque la entrada sólo son 2,5 euros, no merece la pena y si entráis al Palacio de la Almudaina, también podéis ver los baños árabes en su interior), el parque debajo de la catedral, Plaza Mayor, Plaza de España, Mercat de L´Olivar (recomendable por su puesto de especias con cientos de especias del mundo y arroces nunca vistos. Además, podéis tomar sushi fresco y vinos en sus puestos. Pescado tan fresco del día que algunos están vivos!). No pudimos ir pero nos dijeron que merecía la pena comer en el mercado de Santa Catalina que ya te adelanto que no está en esa plaza y desde el centro andando está a una media hora. Cierra a las 16h.

Catedral de Mallorca

 

El Palacio de la Almudaina es gratis los miércoles y jueves de 15-18h para ciudadanos de la UE y es totalmente recomendable.

Comemos en el centro de Palma en Santa Eulalia. Aunque su especialidad es el cocido madrileño de 3 vuelcos, nosotros optamos por el menú del día de rica gastronomía mallorquina por 16 euros. Tomamos Arroz Brutbacalao con costra de sobrasada y miel y crema catalana. El lugar y el encanto del personal, hacen que repita si vuelvo a Palma.

Bacalao con costra de sobrasada y miel en Restaurante Santa Eulalia en el centro hsitórico de Palma de Mallorca. Menú del día típico mallorquín a 16euros. Rico, rico.
Cremosa crema catalana en Santa Eulalia de Palma de Mallorca y costra crujiente de azúcar quemada al momento

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tardecita de paseo por el paseo marítimo y volvemos al hotel para cambiarnos y salir a cenar.

La cena la hacemos en Gin Burger, en la zona de Sta.Catalina recomendada para salir de tapeo y cenas. Hoy es jueves y apenas hay gente por esta zona pero recomendamos este lugar por la originalidad de sus hamburguesas con nombre de ginebra y ricos ingredientes variados además de  la posibilidad de tomarlas con pan normal, al plato o con pan sin gluten.

 

Viernes 16 febrero:

Tras el desayuno, nos marchamos a recorrer las calas de Mallorca. Comenzamos desde Porto Cristo para visitar Sa Coma y desde allí, pasamos a Cala Ratjada. Tras visitar la cala, nos vamos al pueblo de Artá. El pueblo es precioso y merece la pena pasear por sus calles pero he de decir que para ser un pueblo de interior no comimos nada bien. La mayoría de los restaurantes de la calle principal están orientados al público alemán y comer en un Can… y no degustar cocina tradicional, es un pecado. Que en un menú aún se sigan poniendo entremeses tipo mortadela y salami,no es de recibo. Así que si visitáis Artá, que además tiene un poblado y unas cuevas cercanas, no os recomiendo que os quedéis a comer allí.

Desde Artá nos dirigimos hacia la Bahía de Alcudia para ver la Playa de Muro. Otro lugar ideal dónde me bañaría en verano. Vemos Alcúdia y la playa de Formentor desde dónde se ve el Islote de Formentor. Bajar a la playa merece la pena y si te lo puedes permitir, el hotel que hay entre los bosques, debe ser una maravilla.

El sol empieza a esconderse pero tenemos que seguir subiendo con el coche para llegar hasta la punta más noroccidental de la isla; el Cabo Formentor. Las vistas, de infarto y ver la puesta de sol allí sentados, un auténtico regalo.

Casi no llegamos a la puesta de sol del Cabo Formentor
Paseando por Sa Coma, Cala Ratjada y alrededores

Recorrer los faros de la isla es una buena manera de conocer sus paisajes

 

El día ha dado de sí y nos volvemos a Palmar para cenar en The Wine Industry en la zona de Santa Catalina. Un canario que después de 20 años en Palma no ha perdido su acento, nos deleitó con la carta y los vinos. Un vino de la uva negra Gorgollasa en proceso de recuperación y para comer, hummus de remolacha, hummus de anacardos con tomate seco y crudités de verduras para mojar, albóndigas caseras y un pan con sobrasada artesana que quitaba el sentido.

Hummus de remolacha en “The Wine Industry”

Sábado 17 febrero

Hoy nos levantamos más tempranito que ningún día y nos marchamos tras el desayuno rico a visitar La Tramontana y sus pueblos. Es la primera de las 3 veces que visito Mallorca que voy a la Tramuntana y he de decir que ha merecido la pena.

El recorrido fue Monasterio de Lluc, donde hay un colegio que debe ser la envidia de muchos niños de allí. Jugar en el patio con la montaña en tu cabeza. Desde Lluc pasando por los embalses de Gorg Blau y Cúber, llegamos a Fornalutx. Este pueblo es para disfrutar de sus vistas y de sus calles sin prisa. Y desde luego, para comer. El señor de la taquilla del monasterio nos recomendó comer en Ca N´Antuna y salimos de allí rodando entre la sobrasada frita, el alioli y el lechazo que nos metimos cada uno. Muy bien preparado a muy buen precio y con unas vistas impresionantes.

 

Uno de los paseos del Monasterio de Lluc
Lechona asada en Ca N´Antuna
Embalse de Gorg Blau; se accede desde Lluc camino a Fornalutx

 

 

 

 

Vistas de Fornalutx

 

Desde allí, nos tomamos el café en Sóller disfrutando de su iglesia blanca y de los pasajeros del trenecito antiguo que sigue pasando por el pueblo.

Iglesia en Sóller

Nos vamos a Valldemossa y aquí de nuevo, paseo para arriba, paseo para abajo, otro lugar que merece la pena patear por sus calles empedradas.

 

Valdemossa

Deiá nos deleita con su punta Na Foradada, o la agujereada. Se puede hacer una ruta que baja hasta allí que podría estar muy bien de no ser porque se está haciendo de noche y nos tenemos que volver al aeropuerto.

En la ruta, nos han quedado por ver Banyalbufar y Andratx, pero ¿ qué sería de nuestros viajes si no dejásemos nada por ver?

 

 

DATOS PRÁCTICOS:

El monasterio de Lluc lleva un par de horas en recorrerse y al menos otra hora más si quieres ver la pinacoteca del museo.

En Sóller, teníamos recomendación para comer en La Taulera.

El recorrido de los pueblos de la Tramontana es mejor hacerlo en 2 días para disfrutarlos bien.

Recomendamos el alquiler de coche en la isla con la compañía SIXT.

Y si tenéis cualquier duda más… ¡preguntadnos!

 

Gracias por viajar con nosotros,

Sandra y Ángel

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*