2 días por la vertiente Sur de Gredos

Este puente del Pilar hemos pasado dos días gastronómicos visitando pueblecitos del Sur de Gredos. Qué paisajes tan bonitos hemos visto y sobre todo cuántas ideas de rutas hemos cogido.

Salimos el sábado de Madrid temprano siguiendo la M501 que aunque con curvas,merece la pena. Paramos a desayunar en Piedralaves en el restaurante Trastámara. Hay que decir que la tortilla estaba rica pero cara. Piedralaves pertenece ya a Ávila y desde allí,nos queda poco para llegar a Candeleda.

Este pueblo nos ha sorprendido mucho por lo bonito que es. Sus calles empedradas y sus casas con los típicos balcones de madera. Nos encontramos allí a Sandra y Juan que nos dieron recomendaciones de sitios para visitar y comer la rica gastronomía de la zona.

Tejas de almendra, pistachos,coco y piñones en la bomboneria de la Plaza del Castillo, Pimentón de Candeleda,jabón líquido y orégano comprados a unas señoras en el tenderete de la puerta de su casa y unos caquis ecológicos directos del huerto a 1euro el kilo. Un paraíso de productos locales casi regalados. El clima de esta zona del Tiétar es tan especial que se le considera “La Andalucía de Ávila” y de ahí que crezcan caquis, higos chumbos, aguacates e incluso nos comenta un señor, ‘¡hasta plátanos!

Nos vamos a ver La Ermita de Chilla y tras un breve paseo por el entorno del Paseo del Agua, comemos en El Rodeo. Por 20 euros cada uno, compartimos unos pimientos asados y una bandeja de cabrito con patatas caseras, bebida y dos arroz con leche, rico rico todo y el entorno,precioso.

Hacemos la entrada a la casa rural El Bosque de la Herrezuela, tras el café en Poyuelos del Hoyo. Carmen nos recibe muy amable y tras una siestecita, nos vamos a Guisando.

En la Casa del Parque nos cuentan que Guisando es el único pueblo de Gredos con denominación de la Unesco de Interés Cultural. El pueblo está atravesado por un arroyo y aún se conservan algunas casas de arquitectura típica. El Rollo de Guisando recuerda la independencia de Arenas de San Pedro hace ya 250años.

Desde la Casa del Parque subimos en coche a la Cruz del Nogal. Desde aquí sale una ruta preciosa hacia Los Galayos,esas majestuosidades de piedra que se ven en lo alto a 2.200metros. Esta vez no hay tiempo así que compramos el mapa y ya tenemos una para la próxima 🙂 Son aproximadamente unas 6h30 ida/vuelta con parada en el refugio Victory. Lo que sí nos recomendaron es que cuando vayamos a hacer alguna ruta por Gredos,llamemos a la Casa del Parque bien de la vertiente sur en Guiando o de la norte en Hoyos del Espino para comprobar que se puede,sea por incendios, micología o condiciones del clima.

Paseíto por Guisando, cervecita y a cenar a la casa rural.

 

El domingo lo dedicamos a visitar Arenas de San Pedro con su castillo y tras traernos unas castañas y una bolsita de stevia del mercadillo local, nos vamos a comenzar la Senda de los Pescadores. El total de la ruta circular son 4,5horas y es muy sencilla al transcurrir por el bosque bordeando el río. Nosotros sólo llegamos hasta el Puente pasadas las Fuentes de las Brujas y de vuelta para comer (1h30 de paseo). Hoy comemos de nuevo cerca de Candeleda, en el pueblo de El Raso,al lado del Castro Celta en Restaurante Ropino por recomendación de Juan Sánchez que tiene su propia ganadería allí al lado. Pedazo de chuletón de ternera,papas revolconas y pimientos asados que nos hemos metido!! Muy bien de precio y muy rico.

Nos marchamos a casa no sin antes recordarnos que La Vera también nos espera para otra vez y que tenemos pendientes la ruta de Los Galayos y Las Lagunas y el Circo de Gredos.

Hasta pronto!!

Sandra y Ángel

Leave A Comment