Tubab Dialaw; pueblo y playa bonitos en la Petit Côte

Salimos de Djidjack y esperamos el 7place por 2000Cfa que viene desde Djiffer y al que han llamado desde el campamento para reservar dos plazas. Al llegar hora y media después a MBour,cogemos un 30place por 1200 CFA más 250 de cada mochila, en la estación para llegar a Diamnadio y allí,un taxi por 2500Cfa. Por fin,divisamos Toubab Dialaw. Es un pueblo más cuidado y hay cuestas! A la derecha de la pista,sale el camino rojo de tierra hacia Sobo Badé,donde nos quedaremos 2 noches. Parece que el artista que lo hizo se hubiese inspirado en Gaudí. El espacio,además de hotel tiene cursos de batik,danza,modelaje y percusión y a veces,hay conciertos. Chez Mimosa también hace conciertos los sábados y Chez Paolo también en la carretera a veces. Nosotros al estar en temporada baja,no hemos estado en ninguno pero hemos disfrutado de la playa que estaba limpia y con unas olas muy divertidas y de las Flag viendo las olas desde la terraza.

El almuecín llama a la oración a las 5de la mañana,10,14,19 y 20 horas desde el minarete de la mezquita que tenemos al lado. No hay cerveza más que en los hoteles o bares turísticos y el As-Salam Maleikon se escucha por las calles. Los locales quieren que salgamos del hotel para cenar en sus casas y hacer gasto en sus tiendas. No quieren que otros hagan aquí la inversion y el dinero vuelva a sus países, pero Senegal necesita mucha ayuda y mucha iniciativa si quieren que el turista medio haga vida en la calle. El pueblo deja de tener luces cuando cae la noche y los niños se lanzan literalmente a dar la mano y a llamarnos tubab, tubab.

Cecile y su madre están de nuevo aquí y es una alegría volver a verlas. Es probable que las visite en Bruselas y están invitadas a Madrid. Los compañeros de viaje son como tu familia y amigos cuando estás fuera.

Este pueblo está más cuidado y no sabemos si hemos bajado o no el estándard,pero nos parece bonito. Si venís a Senegal,recomendamos pasar al menos 2 noches aquí e incluso,se podrían hacer más días para hacer las excursiones del Delta porque aquí la playa es mucho mejor.

 

Desde aquí,se puede visitar la reserva de Bandia, que nosotros no hemos hecho porque era muy cara, la reserva de Popenguine, similar a la de Palmarin que vimos y la laguna de La Somone, pero hemos preferido visitar el pueblo a pie y sus alrededores.

Hemos visitado el teatro de Engouement caminando por el campo. El teatro es obra del mismo artista y es que este pueblo es famoso por sus creaciones artísticas y culturales. La gente,siempre dispuesta a vender lo que tengan en las boutiques de ropa,colgantes… Y no se conforman con el simple non,merci sino que te lo enseñan y enseñan o te dicen que te pases a mirar aunque no compres. Aquí el turista debería tener algo claro: si el tubab viene a comprarles o a dar dinero a los niños que piden en la estación mientras rezan o cantan o por las calles, lo único que haríamos seria fortalecer más esa forma de vida. Si el tubab quiere ayudar, es mejor que lo dé a proyectos locales como los que lleva Mamadou Campos o el centro cultural de Aminata entre otros.

Las dos tardes de playa y dormir en una habitación a la que nos llega el sonido de las olas y la brisa del mar,han sido las vacaciones dentro del viaje.

Si disponéis de pocos días en Senegal, Toubab Dialaw es parada obligatoria al menos dos noches.

Hoy por unos 12 euros cada uno,nos hemos dado el homenaje del maffe y el helado de sésamo y chocolate en el Sobo Badé y ahora, a dormir, que mañana partimos a St. Louis, antigua capital de Senegal, en el norte del país.

Gracias por leernos,

Sandra y Ángel

 

share post to:

Leave A Comment