Rumbo a Cassamance

Una tormenta no es tal cual hasta que no la vives aquí. La tarde en Gorée la pasamos viendo a los niños bañarse en la playa y cuando volvimos para la fiesta, empezó tal tormenta que nos metimos todos en un bar y poco más y tenemos que subirnos a las sillas porque el agua entraba dentro como ríos. Sin embargo,una vez pasó la tormenta que duró más de media hora con esa intensidad, se pusieron a cantar y a retomar la fiesta que no habían hecho. Todo un ejemplo de normalidad.

Mar,el encargado del alojamiento acabó sentado con nosotros en el bar donde cenamos y acabamos tomando unas cervezas Gazelle en la terraza de la casa hasta que su conversación mezclaba el francés y el castellano y no nos quedaba claro de qué hablábamos. Un tío de 52 años que nos recordó a nuestro amigo Alí y es que allá por los países que vamos,porque también nos pasó en Perú, siempre hay un Alí para que le conozcamos; menudos personajillos 🙂

Ya de vuelta con La Chalouppe a Dakar, paseamos por la Corniche Est. Aparte de ver algunos locales para ricos ricos donde se codean los diplomáticos,lo único que mereció la pena del paseo fueron los lagartos Juanchos de colores que vimos por el camino. Menuda paliza de caminata. Nada, Dakar así a grosso modo, es feo. Recomendamos isla de Gorée y Yoff por la autenticidad de la vida allí,pero poco mas. Eso si, Yoff es musulmán y no encontraréis cerveza mas que en los hoteles a precio de Europa.

Por la tarde,presenciamos la vuelta de las barcas en la playa sagrada de Yoff. No sé si se llama así o no,pero hay un cartel al lado de la mezquita que prohíbe darse besos o estar con ropa ligera. Habrá que esperar a bañarse en otro sitio.

El espectáculo de la pesca es digno de vivirlo.Toda la gente corriendo detrás de la barca y las mujeres vendiendo la pesca del día en cajas. Peces globo y sardinas en la orilla y en las cajas,hasta morenas.

Unos chicos encienden una bengala y corren con ella hacia la barca y mientras,nosotros,caminando entre el gentío y alucinando de ser los únicos dos guiris dentro de aquel espectáculo.

Sin embargo, es una pena ver cómo una playa tipo las de Cádiz, tiene a un lado el agua de color rojo por las algas que hay en julio y al otro, un estercolero. La mitad de los edificios se han quedado a medio construir o ni ha habido manteniminto a causa de la falta de dinero (Hablamos de un país donde el 35%vive bajo el umbral de la pobreza). Desde la arena, parece que haya pasado una guerra y en el agua,hay muchos niños y la mayoría bañándose con ropa,pero la playa no invita al baño con tanta suciedad,una lástima.

A la mañana siguiente, llegamos en taxi por 3500cfa al aeropuerto desde NGor y he aquí un ejemplo de por qué son útiles los idiomas. El episodio es largo,así que cuando nos veamos,preguntadme qué pasó en la aduana del aeropuerto para ir a Ziguinchor con el chino. Para recordar,jajaja. Me iban a salir chispitas de la cabeza 😀

Y ahora comienza,nuestro tour por la Cassamance. Campos,de Guia de Senegal.com,nos ha mandado a su hermano Babou y a Lemine para hacer de nuestros guías durante 4dias en media pensión.

Comenzamos el tour visitando el mercado y el poblado artesanal de Ziguinchor donde compro manteca de karité,unas sandalias de cuero y una falsa de tela africana que me hacen en el momento tomándome medidas por 15euros con el regateo. Preciosa peeero tendré que dar trabajo a mi madre o a Ray para que me la arreglen; concepto minifalda no les quedó claro y por mas que especifiqué 3-4dedos por encima de la rodilla, ésta no se me ve ni por asomo 😉 Eso si, con el moreno,cuando me la ponga voy a parecer Africana.

Tras la comida,nos vamos a Enampore y al campamento solidario de Sélekine donde pasaremos la noche. Este campamento es una iniciativa Española que tiene 2 más en Senegal. En este caso, simula la típica casa impluvium de la zona y lo que ganan,revierte en la población local. Venir aquí ha sido precioso y totalmente de historia o película. Con una piragua, visitamos el poblado de Eloubaline, en el que aún hay 7 casas impluvium ( tejados de barro de las termiteras y paja,con una abertura central para recoger el agua de la lluvia) y que agrupan a varias familias. Las casas tienen habitaciones para el padre,donde vivirá con sus hijos durante 11meses cada año alimentándolos de su granero y habitación para la madre donde pasaran un mes cada año alimentándolos de su granero hasta que se independicen. El primer año de casado,el hijo seguirá en la habitación del padre.

 

La alimentación en este poblado es a basa de arroz y pescado. No hay frutales ni huerta porque tienen mucha escasez de agua. Cada hombre tiene 30 litros de agua a la semana que compartirá con los otros 30 de su esposa y con los hijos que tenga de cada esposa.

En este poblado hay 600 personas y el 70% es animista de religión; confieren vida a seres inanimados como la lluvia y piden protección a los dioses para ese y otros asuntos a través de fetiches (ceremonias).

Hay una escuela primaria y una maternidad,también ayuda Española.  Pero hay mucho que hacer,les falta el agua y en el campamento nos piden que el agua de la ducha caiga a un cubo para usarla en el wáter. Tenemos que aprender a cuidar del agua,y un anuncio de la televisión no es suficiente, verlo en directo marca la diferencia.

Los niños corren por las calles de tierra y nos dan la mano haciendo con nosotros el tour. Quieren kalanga (caramelos) que no teníamos ni les habríamos dado; sólo falta que tengan caries por los turistas que vamos! Y les llama mucho la atención, la goma de pelo, la pulsera y los pies de Ángel!

La noche fue puro aprendizaje también; un calor insoportable sin ventilador que hacia que no parásemos de sudar. Hay que controlar la situación porque el propio calor te pone nervioso y pasas más calor aún. Los mosquitos estaban a las puertas de la mosquitera para el mínimo descuido. Ojo! Muchas mosquiteras tienen agujeros; es un material caro para ellos y hay que ir tapándolos. Lo mejor,llevad gomas de pelo y pinzas del pelo para ir tapándolos.

Yo no sé cuando me dormí, lo que si sé es que las noches de calor de mi casa o de Córdoba cuando nos hemos quejado,se quedan cortas con respecto a esta noche.

Por la mañana, tras el desayuno,el guía nos lleva a Elinkine y de ahí,cogemos la piragua para llegar a la isla de Karabane,en el río Cassamance. Nos damos un bañito en este delta y tras comer coco,bolitas de coco, agua de coco y barracuda a la brasa con arroz en La barracuda, os dejamos hasta próximas noticias.

 

 

Gracias por leernos,

Sandra Ruiz y Ángel Sanabria

share post to:

Leave A Comment