Campo de cangrejos en la playa desierta de la Langue de Barbarie

Hoy hemos salido de Saint-Louis y hemos pasado un día maravilloso. Cambiamos de planes por Ismael, que habla muy bien español. Después de pasar 3 meses en lavapiés y ver cómo viven allí los Senegaleses, decidió que regresaba a su país. Al volver aquí, un gerente de hotel le dijo que ya que sabía español,le iba a mandar a unos turistas para enseñarles la isla. Aprendió poco a poco,y ahora se dedica a enseñar el país a españoles. Pondremos su tarjeta al final del post. Por el precio que nos ofertaba, nos compensaba lo que ofrecía así que nos hemos venido a La Langue de Barbarie a 20 km de Saint-Louis a pasar hasta mañana en el campamento Zebra Bar. La Langue de Barbarie pertenece al parque natural que poco a poco está desapareciendo al cambiar la desembocadura del río Senegal. Es lugar de aposento y paso de muchas aves que ahora están migrando así que no pagaremos la entrada al parque porque no merecería la pena.
El paisaje es muy bonito y el campamento, una pasada al estilo paleo 🙂 Tirolina,columpios, troncos y bandas para equilibrios, kayaks… Tenemos la ría para bañarnos y el océano,del otro lado.
Todos tenemos nuestro niño dentro así que hemos disfrutado bien de todos los cacharritos del campamento.

 

 


Hemos descubierto que ir de camping mola!! Aunque durmamos en bungalow, compartimos baños y dichas y para llegar a la habitación, vamos con la luz del móvil sorteando el campo de arena de playa con murciélagos, cuquis y algún que otro cangrejo enooorme. Esto mola 😉 Encima es de las mejores mosquiteras que hemos tenido y se está fresquito dentro sin tener ni clim ni ventilo!
Hemos pasado el día entre bañándonos en la ría, la siesta bajo la palmera y el paso en piragua con el piroguier al océano Atlántico. Entrar al agua ha sido de risa,porque la arena,esta vez de una playa salvaje completamente desierta y muy muy limpia, estaba llena de cangrejos cuyo tamaño daba respeto. Una vez dentro, en la gloria y tras un poquito de entrena, volvemos al campamento donde cenamos y conocemos a una pareja que estará 6 meses recorriendo África. Nicola,suizo y Andrea, Venezolana, nos cuentan sus aventuras en el mes y medio que llevan y pasamos una velada de lo más entrenida viendo qué les podemos regalar de lo que va en nuestras mochilas de caracol y dándoles consejos sobre qué hacer en Senegal ya que llegaron ayer desde Mauritania. Por cierto, preguntadnos también sobre esto porque vaya mafias e intereses que se traen las embajadas cuando te desaconsejan visitar un país, qué pena.

Ahora vamos al agua de nuevo y a la zampa.Aquí el cocinero manda más que el dueño,que es sueco y se le da fenomenal justo eso, hacerse el sueco (cliché aparte pero a este le va que ni pintado).Lo dicho, a ver qué nos da de comer…

Esta tarde nos vamos a Lompoul,al desierto!!!

Gracias por leernos,

Sandra y Ángel 🙂

share post to:

Leave A Comment