Día 3:Senderismo en Picos y unos buenos huevos con chorizo

Hoy ha sido un día de revelaciones de la naturaleza.

Después del gran buffet del hotel Don Paco dónde tomamos cecina con huevos revueltos,melón con jamón y queso fresco de cabra que se deshacía en la boca, nos marchamos rumbo a Cangas de Onís.

Por el camino de la comarcal,nos encontramos con muchas vacas y con una cueva y su santa. Allí esscondidita entre toda la hierba que nace aquí.

Al llegar a Cangas,preguntamos en casa Daga (información turística)y el señor nos da los mejores consejos para visitar la zona. Otro que se puede decir que hace su trabajo con alegría. “En Cangas,id al puente romano y no perdáis más el tiempo. Directos al P1 a coger el bus que sube a los lagos (por 8 euros/día, habilitan un bus en temporada alta para evitar que los coches lleguen hasta arriba.) Una vez lleguéis a los lagos, vosotros sois de andar así que hacéis la vuelta larga que se mete por el hayedo y coméis en el refugio de los pastores. Hay poco para elegir pero es de calidad. Sus huevos de sus gallinas con patatas y chorizo están riquísimos.

En Covadonga,subid a la cueva a ver a la Santina,echáis un rezo y de vuelta al bus.”

Así nos dijo y así hicimos. La ruta preciosa de unas 2h y media y el refugio y su dueño,un encanto. Estar comiendo viendo los Picos nevados y la pradera verde no tiene precio y la simpatía de su dueño hace que te apetezca volver.

Y tras ver a la santina y la basílica,beber agua de la fuente de la cueva,bus hacia Cangas y coche hacia Ribadesella.

El día en Llanes salió muy gris pero luego salió el sol y me he vuelto a quemar. No aprendo…

Ribadesella es muy bonito pero sólo nos detenemos para tomar un par de fotos del Sella.

Desde allí,nos vamos a 10km a ver los bufones de Pría. Esta maravilla de la naturaleza,es algo que nunca había visto. Son unos agujeros en el suelo formados por simas del mar. Debido a la acción de las mareas, olas y viento irrumpen dentro y lo que ves fuera es como sale el vapor de agua junto con el sonido que se escucha desde lejos. Son como un géiser. En días de mucho temporal,es peligroso acercarse y pueden oírse desde kilometros. Recomendable ir si estáis por la zona porque seguro que os sorprende.

Muy cerca, está la playa más mona que hemos visto hasta ahora en Asturias. Es una calita que parece sacada de un cuento de hadas con su cuevecita al fondo.

Ya es tarde y estamos agotados. Nos vamos al hotel para cambiarnos y salir a cenar. Hoy elegimos “El chigre Tonju” y hemos cenado a reventar y con calidad. 20 euros cada uno por la sidra, tomate plancha con queso, un cachopo XXL de ternera finita y tierna con jamón,setas y queso La Peral y un arroz con leche que quitaba el sentido. Algún kilo de más nos llevamos a Madrid seguro pero hay que hacer estos ‘esfuerzos culinarios’ porque sería un pecado dejarlo 🙂

Mañana nos vamos de Llanes a Arenas de Cabrales. El día también promete!

share post to:

Leave A Comment