Último día en Perú: Lima

Hoy es un día breve porque el mayor tiempo lo hemos dedicado a desplazamientos.

Por la mañana en Paracas, hemos aprovechado a estar en la playa aunque más bien paseando porque ya hacía bastante calor tan tempranito!

Ayer debimos tomar algo que no nos ha sentado muy bien ( ya nos hemos relajado y tomamos ensaladas; quizás haya estado ahí el fallo) y tenemos el estómago regular. Bueno, Ángel dice que la culpa es de la avioneta de las Líneas de Nazca, pero el caso es que estamos medio zombies.

Anoche cenamos fenomenal en el restaurante de nuestro Bamboo Lodge; La Muña. Pedimos yuquita a la huancaína, choritos a la chalcana ( cucharitas blancas con marisco y salpicón de tomate y cebolla), ceviche de lenguado y langostinos saltados. Sí, nos pasamos también de cantidad, pero estaba todo riquísimo.

Después del paseo, nos despedimos de Manuel en el Bamboo Lodge y nos vamos a Oltursa. Esta compañía de bus es un auténtico desastre; 35 minutos tarde y ni siquiera sube el personal a dar la bienvenida a todos los que montamos en Paracas. Para colmo, la televisión está puesta para todo el autobús. El volumen, tan alto, que ni con tapones dejabas de oirlo.

Tras 4 horas de viaje, llegamos a Lima. Como todas las personas que hemos conocido allí y desde aquí también nos dijeron, cogemos un taxi oficial que nos lleve a la Plaza de Armas por 15 soles ( Un guardia nos avisó que no pagásemos más de 18 soles).

El tráfico en Lima es un caos y tardamos más de media hora en recorrer no más de 7km.

Tras llegar, comemos por 8 soles otra especialidad ( ocopa a la arequipeña) que son patatas cocidas con una salsa parecida a la huancaína pero algo más picante un bisteck a lo pobre (filete, huevos y arroz).

Paseito por la peatonal Jirón de la Unión, Iglesia de la Merced, Casa de la literatura Peruana, Puente de piedra, Catedral y Correos del Perú. En Perú no hay buzones por las calles así que para enviar postales tienes que ir a la oficina de Correos; que por lo general, sólo hay una por ciudad o al menos en la parte céntrica.

Los taxis para ir al aeropuerto son los amarillos, que son los que están autorizados para entrar en el municipio del Callao.

Tras hora y 10 para recorrer 12 km, llegamos al aeropuerto y aquí acaba esta aventura, este precioso viaje de luna de miel y aquí comienza la preparación de nuestro próximo viaje 😉

Gracias por seguirnos y ¡hasta pronto!

En los próximos días iré colgando fotos de cada post.

share post to:

Leave A Comment