Consideraciones del fin del viaje

Ya casi de vuelta, tenemos varias cosas claras que queremos compartir con vosotros:

-Seguimos pensando que China es más un continente que un país por todos sus dialectos, su gente, su extensión, sus provincias tan grandes y tan diferentes.

-Creemos que a pesar de sus muchas diferencias, eso es lo que la hace realmente especial y nos encanta.

– Ya tenemos en mente la ruta que haremos en el próximo viaje a China que haremos. Sí, intentaremos volver 🙂

– Si alguna vez venís y se os ocurre traeros pastillas de lavarse los dientes, no lo hagáis. Hay tanta humedad que se harán papilla y las acabaréis tirando a la semana de llegar 🙂

– Tomar levadura de cerveza una semana antes del viaje y durante todo el viaje, previene la diarrea del viajero, pero sobre todo, recordad que si no se puede pelar, hervir o cocinar, no lo comáis. Evitad los zumos y batidos, por muy buena pinta que tengan 🙂

– La era del ladrillo ha llegado a China, así que encontrar el típico pueblo en el que nunca han visto un occidental, es cada vez más complicado. De hecho, en el otro viaje, nos pedían hacerse fotos con nosotros continuamente y en este, sólo ocasionalmente. Lo tienen más normalizado.

– China es un país seguro, y no hemos sentido miedo ni caminando con linterna por las calles. La gente te intenta ayudar todo lo que puede. En Shuhe, intentando escapar del centro, nos perdimos y un chico nos llevó en su coche. En Huangshan, nos equivocamos de estación al bajar de la montaña y una chica llamó a nuestro hotel para que nos recogieran y nos ofrecía hasta su casa para dormir. Anécdotas como esas, muchas. Son muy hospitalarios.

– Sigo sin saber por qué venden pelo en los mercados de Hong Kong.

– Los Hongkoneses se sienten de Hong Kong y China les suena a otro país. No les gusta apenas hablar mandarín y medio se burlan ( al menos la gente que hemos conocido).

Sandra y Ángel

share post to:

Leave A Comment