Último día de nuestra gran experiencia china

Hoy ha sido nuestro último día en China. La mañana empezó con agotamiento. Caminábamos con pesadez en los muslos y nos sentíamos muy cansados. Poco a poco,nos fuimos cargando de energía.

Tras desayunar en el albergue y hacer el check-in online del vuelo para poder cambiar los sitios (nos habían asignado pasillo central así que no íbamos a ver las nubes ni por asomo) ,nos vamos a Beihai. Es un parque con lagos en Pekín. La gente va allí desde muy temprano a hacer taichi, jugar a las cartas,bailar… El parque es muy grande y tiene varios templos dentro. Además, tiene una pequeña isla “El islote de jade” al que sólo puedes llegar desde la entrada este del parque o cogiendo cualquier barca de pedales,remos,barco del dragón o ferry para cruzar a ese lado del lago. Estuvimos viendo toda la parte oeste del parque, sus templos… y optamos por coger el ferry que era lo más económico.Por 10yuanes,te cruza al otro lado y por 15,i/v. El trayecto hasta el islote, dura no más de 10 minutos y al llegar al islote, puedes ver unas entradas de cuevas con budas (ojo, la entrada, no una cueva) y la pagoda blanca que es la que se ve en casi todas las fotos que he hecho de más cerca o más lejos. Ángel dice que vamos a tardar unas cuantas horas en clasificar las fotos por haber hecho tantas, pero yo ya sabía que unas mil y pico era normal en mi caso. Hay muchas cosas que son bonitaa y otras,muy curiosas.

Después de 3 horas y media,salimos del parque dirección Xizhimen para gastar el dinero que nos queda en la tarjeta del restaurante. Hemos comido muy bien otra vez, aunque hemos descubierto que muchos de los olores de los que os hablábamos al principio del blog, se deben a una fruta tropical tipo mango que al estar al aire libre o en smoothies o al tirar la cáscara a la papelera dado el calor, huele de esa manera. Esta vez, no hemos notado ningún otro olor que nos haya molestado, la verdad. Hemos comprado algo de té prensado en el supermercado y unos termos con filtro para preparar té. Estos termos, los llevan aquí a diario porque es muy fácil encontrar agua hirviendo en el tren, estaciones, restaurantes, hoteles… A nosotros nos gustó la idea y bueno, allí no será tanto para té todo el día sino un poco para todo. Así, no reutilizamos continuamente botellas de plástico que eliminan residuos. Ayer, después de pasar más de 1 hora en la librería de Wangfujing, olvidé mirar libros de gramática china.En Madrid los que he visto son muy básicos y los buenos, carísimos.Así que después de comer,nos tomamos un café y un té con bollitos en una cafetería con unos sillones comodísimos(vimos a 3personas echándose una gran siesta allí)y nos vamos a la estación de Xidan(Línea 4)para ir a la otra megalibrería de Pekín.Otra vez el paraíso de libros.Esta vez,soy selectiva y subo sólo a los de aprendizaje del chino y Ángel se va a buscar música budista. Tras casi hora y algo,nos reencontramos cada uno con sus adquisiciones.Él,con un disco repe que había comprado el día y yo con 3libros de gramática y expresiones por sólo 18euros los 3!!!Comprar libros en China es muy barato para nosotros!! Salimos de allí apresurados porque las están sin colocar y decidimos cenar primero porque son las 19:30 ya. Habíamos pensado volver a Beihai Bei para cenar en “Nan Men Hotpot”que recomendamos porque laa huoguo son de carbón,el caldo muy natural y están riquísimas además de baratas. Cuál fue nuestra sorpresa que el camarero dijo que teníamos que esperar al menos 1hora!!!Nada,nada,hoy no puede ser.Así que seguimos andando rodeando Houhai y encontramos otro hutong al cruzar el puente. Cenamos en un sitio con cervezas taiwanesas y una comida que no habíamos probado hasta ahora:brocheta de pescado con salsa agridulce para mojar,patata cocida y guisantes en un cuenco de plástico con queso al horno y unos crepes con mortadela china,que es más chiquitina y gordita y un huevo frito dentro.Pues eso,hemos cenado distinto y muy bien. A la salida,me quito una de mis últimas espinitas culinarias antes de irnos.Me bebo con pajita un yogur mongol.Es un yogur natural con leche entera muy rico.El envase de cristal,hay que devolverlo para que al vendedor le rente y lo reutilize. Camino de vuelta hacia el metro y de allí,al hostal. Preparación de mochilas y bolsa de regalos y a la cama,que a las 3:50 nos recoge el taxista para ir al aeropuerto y son casi las 12. Esto llega a su fin. Espero que os haya gustado el blog.En los próximos días,colgaremos fotos y algún otro post con curiosidades,consejos para los viajeros que vengan a China sobre qué nos ha sido útil traer,qué no,qué hacer en los bancos,tarjetas de teléfono,vıdeos con folklore callejero… Si alguien tiene algùn comentario,sugerencia,pregunta sobre algo,puede comunicarse con nosotros a través del blog o a través del mail ruizprudencio@gmail.com Esto no es una despedida de Oriente;queda muuucho por ver,hacer y contaros de aquí así que esperamos poder volver pronto!!Este país engancha 🙂

share post to:

Leave A Comment