De los arrozales a los picos Karsticos

Después de dormir más de 11 horas, nos levantamos de nuevo entre arrozales. Qué vistas tan bonitas. El día se levanta lluvioso y, aunque no nos queda mucho tiempo antes de partir, desayunamos rápido unos zumos y otras Oreo que compramos en el supermercado de Dazhai, y corriendo a hacer un par de fotos que nos faltaban.
Para bajar al pueblo, los guías del primer día que nos acompañaron montaña arriba y las mujeres Yao que hacen mantitas y bufandas, se ofrecieron a bajar nuestras mochilas por el precio de 2 euros cada uno. A ello se dedican tooodo el día: a subir y bajar personas y equipaje. Apenas cobran y se les ve muy felices y sonrientes.
Decidimos que podíamos bajar solos y sobre las 10:30, nos pusimos camino abajo.
Tras una hora de bajada, comimos arroz asado en caña de bambú y unas ricas berenjenas. Aunque era mucha comida, Ángel también quiso tomar sopa. Todo estaba delicioso y fue muy barato. Hemos aprendido, que donde mejor se come en China, es en los pueblos y en los bares que a simple vista, parecen cutres pero en realidad, son los que mejor comida tienen y a mejor precio.
Tras la comida, nos montamos en el autobús y entre cabezazo nuestro y de los de al lado que se dormían y no controlaban la cabeza, llegamos a Guilin. Fueron 3 horas de picos kársticos, arrozales y vistas de los ríos a lo lejos. El paisaje que nos esperaba se dejaba entrever poco a poco.
Al llegar a la estación de Guilin, cruzamos la carretera y allí estaba la estación de buses y trenes. La de buses en si, se sabe que es esa porque hay muchos autobuses parados, pero en realidad no parece que hubiese taquillas. Las taquillas eran de los trenes.
Un autobús a Yangshuo estaba a punto de salir, así que le vinimos de perlas para ocupar las dos plazas libres que le quedaban. El trayecto fueron 20 yuanes por hora y media. Nada mas subir, una señora me quiso vender tooodas las excursiones habidas y por haber. Lao wais?? Vamos a vender.
Dejé reservado un trayecto sin pagar, porque había que mirar más precios. La señora me cogió la Lonely Planet y la revisó de punta a punta. Parece ser que estaba muy interesada en donde habíamos estado y donde nos faltaba ir.
Al llegar a Yangshuo, compramos un mapa por 10 yuanes (que no os cobren más porque en otros pueblos hemos pagado la mitad) y fuimos al hotel.
Un baño decente!!! No se encharca!! Tiene ducha con mampara… bien!! De momento, vamos 2 cutres, 3 muy bien y uno en fin, daba miedito, jeje. La vista desde la ventana es una pasada: en China, por poco precio mas, las habitaciones panorámicas ofrecen vistas como su nombre indica. Desde la nuestra, vemos los picos kársticos y Pantao Road, una de las calles principales.
En Guangxi, es importante que las habitaciones tengan aire acondicionado; por el calor y por los mosquitos.
Tras acomodas nuestras mochilas, nos cambiamos y nos vamos de paseo. Son casi las 6 de la tarde, así que toca buscar sitio para cenar. En este lugar, los angloparlantes, se encontraran muy cómodos, porque en casi todos los sitios, se habla inglés.
Una vez cenamos en un sitio que aunque para turistas, había muchos locales y de precio, no estuvo mal. Eso si, recordad decir que no sea muy picante ( bu tai la de).
Hasta las 12 las especialidades culinarias de Yangshuo, es el pescado del rio Li a la cerveza. La calle principal Xi Jie ( West Street) esta llena de sitios que lo cocinan, pero a que precios?? Nada, ni se os ocurra. Os querrán cobrar desde 30 yuanes en adelante por medio kilo de carpa y os dirán que mínimo hay que pedir un kilo para que sea suficiente para dos.
Esta calle esta llena de tenderetes de venta ambulantes con muchos souvenirs. Nosotros de momento, vamos mirando que cositas compraremos.
Al final, no llegamos al hotel con tanta novedad de luces, colores, tiendas… Los picos kársticos están iluminados así que imaginaros la estampa. Se ve que aquí saben cuidar de lo suyo para que sea agradable a los demás.
Hemos cogido varias excursiones con la agencia del hotel donde estamos; Starway Yangshuo. Al estar alojados, nos hacen muy buen precio y por 50 euros cada uno, cogemos dos días de bici, la entrada a la montana de la luna que hay que subir a pie, la entrada a la Golden Water Cave, el paseo en barquita por el rio Li y el espectáculo nocturno de luz y música en el rio dirigido por el cineasta Zhang Yimou en el que trabajan mas de 600 actores locales. Ya os contaremos que tal se nos da todo.
share post to:

Leave A Comment